Salud

Verdades y mitos sobre el cáncer de colon

Muchos mitos y tabúes rodean al cáncer de colon: ¿afecta sólo a los hombres? ¿a partir de qué edad hay que hacerse la colonoscopía? ¿Cuál es su incidencia genética? Aclarando aspectos sobre este mal que afecta a 1 de cada 25 personas en el mundo. 

Sólo en Argentina causa 20 fallecimientos diarios y se diagnostican más de 13.000 nuevos pacientes al año. Para su diagnóstico temprano y tratamiento efectivo es fundamental conocer sus síntomas y factores de riesgo; pero hay mucha información que se desconoce al respecto y muchos mitos que confunden a la población. A continuación se intentará clarificar varios aspectos sobre la enfermedad.

VERDADES

* El cáncer de colon se cura mediante cirugía sólo en casos avanzados.

En casos muy avanzados este mal sólo puede tratarse a través de una cirugía, pero en etapas tempranas es tratable vía endoscópica, lo que ayuda a evitar cualquier riesgo adicional producto de lo que implica una intervención quirúrgica. Por ello es tan importante la consulta al especialista para su diagnóstico precoz.

* Una buena alimentación contribuye a prevenir la enfermedad.

Una dieta rica en fibra, vegetales, fruta, leche u otros productos lácteos parece ejercer un efecto protector. Mientras que el consumo de alcohol y de tabaco y el abuso de carnes muy cocidas (en contacto directo con el fuego o ahumadas) fomentan el desarrollo de la enfermedad. Cabe destacar que, a pesar de estas asociaciones, todavía no ha sido posible determinar de manera precisa qué alimentos o nutrientes son los principales responsables del cáncer de colon.

* La colonoscopía no duele y no es el único método de diagnóstico.

La colonoscopía tradicional no es el único método de diagnóstico, sin embargo resulta el más efectivo. Es realizada por profesionales especializados y con anestesia o sedación, por lo cual la persona no experimenta dolor alguno. Hoy en Gedyt (Centro de Gastroenterología Diagnóstica y Terapéutica), por ejemplo, contamos con colonoscopios con calidad de imagen HD que permiten detectar pólipos minúsculos en etapas mucho más tempranas que cualquier otro tipo de equipos. De todos modos la elección del método diagnóstico debe realizarla el especialista en conjunto con el paciente.

* El cáncer de colon no es necesariamente hereditario; todos debemos estar atentos.

Si bien es cierto que quien posee antecedentes familiares tiene mayor posibilidad de presentar pólipos o cáncer de colon, el no tenerlos no invalida la posibilidad de desarrollar la enfermedad. El 75% de los pacientes a los que se les diagnosticó la enfermedad no presentaban antecedentes de ningún tipo.

MITOS

* El cáncer de colon sólo afecta a hombres.

FALSO: el cáncer de colon afecta a hombres y mujeres casi en igual medida; aunque la incidencia es levemente superior en varones.

* A partir de los 40 años hay que hacerse una colonoscopía todos los años.

FALSO: salvo que uno pertenezca a un grupo de riesgo o posea antecedentes, se recomienda la realización de una colonoscopía a partir de los 50 años, ya que a esta edad aumentan las probabilidades de desarrollar la enfermedad. Y en estos casos su indicación es cada 5 años.

* El cáncer de colon es terminal.

FALSO

de hecho, el cáncer de colon es uno de los pocos que tiene cura. Pero para ello es fundamental el diagnóstico temprano. Detectado a tiempo puede curarse en más de un 90% de los casos. Sin embargo, diagnosticado en etapas avanzadas, las probabilidades de recuperarse descienden a un 50 o 60%. Por eso resaltamos que la detección temprana de esta enfermedad realmente salva vidas.

* No hay que preocuparse si no hay síntomas.

FALSO

* El cáncer de colon no presenta síntomas hasta que llega a la etapa avanzada. Por ello es fundamental realizarse controles médicos y los estudios de prevención para su diagnóstico precoz.

* El consumo de carnes rojas muy cocidas contribuye al desarrollo del cáncer de colon.

VERDADERO

*El consumo de carnes rojas en general, carnes procesadas y carne muy cocidas o en contacto directo con el fuego se han asociado a un mayor riesgo de sufrir cáncer colorrectal. Por ello se recomienda evitar el contacto directo de las carnes con el fuego y quemar bien las brasas al hacer un asado, para evitar el efecto ahumado que contribuye al desarrollo de la enfermedad.

En el marco del 31 de marzo, Día Mundial de esta enfermedad, Gedyt (Gastroenterología Diagnóstica y Terapéutica) lanza la Campaña de Concientización "Prevenir para Vivir; la detección temprana salva vidas" que tiene como objetivo dar a conocer este tipo de cáncer, concientizar sobre la necesidad de la detección temprana y la importancia de los controles periódicos.

Por el Dr. Luis Caro, gastroenterólogo y endoscopista. Director de Gedyt (Gastroenterología Diagnóstica y Terapéutica). 

Fuente:  Agencia Nacional de Noticias - Télam 

Parlantes