Información general

Las inundaciones afectaron significativamente a cinco provincias

Hubo evacuaciones, cese de clases y cortes de rutas. 

Las lluvias que azotaron, los últimos días, una amplia región del país produjeron miles de evacuados, el cese de clases y cortes de rutas nacionales y provinciales en Chubut, La Pampa, San Luis, Catamarca y Tucumán.

En La Pampa, las lluvias, que superaron los 290 milímetros, dejaron cerca de 1.000 evacuados, en su mayoría de los barrios periféricos de Santa Rosa, mientras que el Ministerio de Educación local dispuso ayer el cese de las actividades escolares para hoy en la capital y la localidad vecina de Toay. La Dirección de Vialidad Nacional informó que la Ruta Nacional 35, entre las localidades de Winifreda y Eduardo Castex, sigue cortada al igual que el cruce de las rutas 10 y 35, donde la Policía desvía los vehículos que van hacia el norte, hacia la Ruta 7. El servicio meteorológico anunció que cesó el alerta que iba a durar hasta el domingo, por lo que se presume que en los próximos días el sol permitirá mejorar la situación que dejaron las precipitaciones. Están abiertos desde ayer varios centros de colecta para ayudar a los damnificados, como la Dirección de Ayuda Financiera para la Acción Social (Dafas), el club Estudiantes, la Universidad Nacional de La Pampa y el Comité Radical de General Pico, donde se reciben pañales, frazadas, colchones y alimentos no perecederos.

 

En tanto, en Chubut fueron evacuadas más de 50 familias y hay poblaciones aisladas por los cortes de rutas debido al temporal que se inició a mediados de semana y que se prolongaría algunos días más, que derivó en la interrupción de clases en algunas ciudades. El intendente de Comodoro Rivadavia, Carlos Linares, afirmó hoy que la gran cantidad de agua caída “transformó a las calles en verdaderos ríos con situaciones insólitas, como un auto que quedó arriba de un árbol”. Las rutas nacionales 25 y 3 mantienen tránsito normal aunque los vehículos circulan con precaución, pero “en general todas las rutas (provinciales) de ripio del interior, la meseta y Península Valdés están intransitables con presencia de cortes, barro y agua en la calzada”, informó el director de Defensa Civil de Chubut, Jorge Bonansea.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, se refirió al respecto y anticipó la voluntad del Gobierno nacional de asistir a los afectados. “Desde el Estado nacional estamos preocupados por la situación que afecta a las provincias de Chubut y La Pampa y queremos ponernos a disposición para ayudar a los damnificados en este duro momento”, dijo Dujovne.

 

En San Luis se vio afectado el sur de la provincia, principalmente las localidades de Fortuna, Nueva Galia y Buena Esperanza, en donde quedaron viviendas y edificios públicos inundados, calles anegadas y 15 familias en condiciones de ser evacuadas, aunque se resistieron a abandonar sus casas. El gobierno provincial dispuso que no se dicten clases en escuelas públicas ni privadas, ya que en las últimas 48 horas llovió más que en todo un año en las localidades de Nueva Galia y Fortuna, que ayer registraron 380 y 330 milímetros de agua, respectivamente.

 

Catamarca mantiene persistentes lluvias desde el pasado Sábado, que provocaron la crecida de ríos, generando el colapso de puentes, rutas y pasarelas anegadas y varias poblaciones aisladas. Una de las zonas más dañadas está en la ruta nacional 33, que pasa sobre el río Santa Cruz, donde el agua se llevó cerca de 30 metros del terraplén. El ministerio de Producción, a través de la Dirección de Extensión Rural, lanzó el protocolo de Emergencia Agropecuaria para evaluar los daños de los campos cercanos al río Paclín y del Valle, que sufrieron los efectos del desborde, lo que provocó importantes pérdidas en olivares y otras plantaciones.

 

En Tucumán las intensas lluvias registradas en los últimos días en el sur tucumano colmaron la capacidad del dique Escaba, lo que obligó a las autoridades a abrir sus compuertas de manera regulada y mantener el alerta máximo por una nueva crecida de los ríos, mientras el pronóstico no es alentador, ya que se anuncian posibles lluvias y tormentas al menos hasta el Domingo. Según un informe oficial, en la escuela Puerto Naval de La Invernada hay unas 20 personas evacuadas, en tanto que otras 59 fueron alojadas en la escuela Belisario López, de Granero.

 

 

 

Fuente: Agencia Nacional de Noticias.

 

Parlantes
YPF