La Ciudad

Un boliche, dos locales y una fiesta "clandestina", clausurados

La dirección de Inspección General realizó un fuerte operativo de inspecciones y clausuras durante la primera noche del fin de semana largo, concretando tres procedimientos que arrojaron resultados positivos y que ahora serán dirimidos por el juez municipal de Faltas en turno. 

En primer lugar, se realizó un operativo de inspección en conjunto con la Policía de la provincia en el boliche denominado "Muana" ya que los propietarios abrieron sus puertas al público en el marco de un evento sin contar con la correspondiente habilitación municipal para hacerlo.

Tras el procedimiento, dos personas fueron arrestadas por efectivos policiales al intentar provocar un disturbio, y desde la dirección de Inspección General, cargo de Mariela Romero, se explicó que hubo amenazas sufridas por algunas de las inspectoras que participaron del operativo.

El espacio fue desalojado con apoyo de efectivos policiales de la comisaría Tercera y posteriormente clausurado. Las sanciones serán dirimidas por el juez en turno.

Por otro lado, dos locales comerciales de las zonas centro y norte de la ciudad fueron clausurados por inspectores que estaban operando por fuera de la normativa municipal que estipula que no se pueden comercializar bebidas alcohólicas después de la medianoche. En ambos casos se labraron actuaciones que quedan a disposición del juez de Faltas.

Por otro lado, en la zona céntrica de la ciudad se clausuró una fiesta "clandestina" en la que se había permitido el ingreso de adolescentes, además de permitir el consumo de alcohol de las personas participantes del evento. En este caso, además de realizar el cierre de la fiesta con la colaboración de efectivos de la comisaría Primera, también se dio intervención preventiva al juzgado de Menores.

"La normativa vigente es clara y las instrucciones de la gestión municipal son rigurosas: quien desee realizar eventos debe acercarse a la dirección de Inspección para pedir la habilitación. Nosotros realizamos los trabajos de rigor para verificar que las instalaciones donde se pretende realizar un evento están en condiciones, y además realizamos operativos para verificar que todo se realiza de acuerdo a la ley", aseguró la directora de Inspección, Mariela Romero, tras los procedimientos.

En este sentido, enfatizó que los locales que no cumplan con la normativa sobre venta de alcohol serán clausurados "sin ninguna excepción".

Por último, destacó el trabajo conjunto realizado con la Policía de la provincia. "La Policía se ha puesto a disposición para colaborar con el municipio en el cumplimiento de las ordenanzas y leyes vigentes; el trabajo conjunto ha sido fructífero y vamos a seguir con esta modalidad de operativos", aseguró la funcionaria.

 

Arco Iris
Parlantes