Sociedad

El Papa Francisco reafirmó que los cambios al celibato "no son solución" para aumentar la vocación

A la vez que manifestó que se debería analizar la posibilidad de que a hombres casados, con fe demostrada, se les pueda encomendar algunas funciones sacerdotales o de diaconado.

"Debemos analizar si los 'viri probati' son una posibilidad”, afirmó el Papa Francisco, en referencia a la figura representada por hombres casados con fe demostrada, a quienes se les pueda encomendar algunas funciones sacerdotales o de diaconado.

El Sumo Pontífice manifestó que el celibato “no es una solución”, y expresó que "la vocación de los sacerdotes representa un problema enorme que deberá resolver la Iglesia". Así, dejó abierta la posibilidad de que los hombres casados puedan asumir tareas sacerdotales en algunas circunstancias.

Parlantes
YPF