Sociedad

Alerta de la ONU: 185.000 niños pueden morir de hambre en Somalia

Necesitan alimentación terapéutica para mantenerse vivos.

La Oficina de Ayuda Humanitaria de la ONU (Ocha), alertó este martes que 185.000 niños pueden morir de hambre en Somalia, donde según la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya hay 363.000 que sufren de desnutrición por la sequía, de los cuales, detalló la Cruz Roja, 70.000 son casos agudos.

Dicha oficina advirtió sobre el riesgo de vida que corren todos esos niños, y el Comité Internacional de la Cruz Roja (Cicr) manifestó que esos 70.000 casos agudos necesitan alimentación terapéutica para mantenerse vivos.

En las zonas más afectadas por la sequía, los cultivos están totalmente aniquilados y todo el ganado ha muerto, lo que ha forzado a las comunidades a vender sus pertenencias y a prestarse dinero para poder comprar algo de comer. Esto también ha empujado a mucha gente a desplazarse a la capital, Mogadiscio, en busca de ayuda.

 

António Guterres, Secretario general de la ONU, visitó de urgencia Somalia para evaluar con las autoridades y los organismos humanitarios el impacto de la sequía, que se extiende a Etiopía y al norte de Kenia.

“Hay preocupantes similitudes con la situación de Somalia en 2011, cuando una hambruna causó la muerte de aproximadamente 260.000 personas”, señaló el portavoz de la Oficina de Ayuda Humanitaria de la ONU, Jens Laerke.

 

 

Parlantes
YPF