Economía y finanzas

La empresa Sancor cerró cuatro de sus plantas

Quedaron cesantes 500 trabajadores. 

Directivos de la empresa Sancor trabajan arduamente con el fin de detener una gran deuda, que tienen por acumulación de intereses y gastos corrientes. Las inundaciones en la cuenca lechera provocaron la reducción a la mitad de la oferta de leche fluida, y el receso del consumo doméstico, lo que generó un descenso en la actividad.

Dentro de la medida para reestructurarse, debieron tomar la decisión de cerrar cuatro de sus plantas, esto  generó que 500 trabajadores quedaran cesantes. Su finalidad fue reducir de 15 a 9 establecimientos en operación y achicar la nómina de 4.000 a 2.500 trabajadores. Aún peligran los puestos de otras 1.000 familias.

Las plantas cerradas hasta ahora son las de las localidades de Brinkman, Córdoba, (depósito de quesos y acondicionamiento de materia prima para seleccionarla por calidad); Coronel Charlone, Buenos AIres, (elabora roquefort); Moldes, Córdoba, (queso pasta dura para exportación y mercado interno) y Centeno, Santa Fe.

Parlantes
YPF