Economía y finanzas

El stock de créditos hipotecarios ya suma más de $ 20.000 millones

La oferta de créditos hipotecarios en la Argentina se expandió paulatinamente en el último año especialmente en el área de los bancos públicos ya sea a través del Banco Nación, del Hipotecario y del resto de las entidades privadas que adhirieron al sistema de la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA) alentada por el Banco Central.

A fin del año pasado, los créditos hipotecarios ya aprobados y adjudicados, en conjunto por la banca pública y privada, para el acceso a la vivienda, en este primer año de gestión del actual gobierno suman más de $ 18.000 millones. A fines de febrero alcanzaron los $ 20.000 millones, de acuerdo a fuentes cercanas al Banco Central.

 

Si bien en su mayoría, los créditos se dan certificando ingresos, hay otras entidades que otorgan préstamos sin recibo de sueldo . Hasta diciembre, el Banco Nación había entregado hasta diciembre $ 8.000 millones; el Banco Santander Río suma unos $ 10.000 millones; el Banco Hipotecario aporta más de $ 380 millones y el Galicia cuenta cerca de $ 200 millones adicionales entre las principales entidades del mercado financiero argentino. Todo se da en el marco de un nuevo panorama respecto de la inflación.

 

En tanto, el Banco Hipotecario informó que hasta mediados de enero se otorgaron 243 préstamos UVA por $241 millones y se encuentran aprobados 154 solicitudes por $148 millones. Por su parte, el Banco Galicia informó que desde junio último a la actualidad otorgó préstamos por el sistema UVA por $198.917.828 y el monto promedio otorgado fue de $1.335.019. Más de 1.520 clientes se acercaron para iniciar el trámite y se liquidaron 149 préstamos de junio a la actualidad.

 

El Banco Santander Río procesó 9.970 operaciones desde junio pasado, cuando se lanzó la línea de créditos UVA. Ya se otorgaron $ 826,5 millones a través de 603 operaciones y existen operaciones aprobadas por $9.193 millones, correspondientes a 9.367 operaciones.

 

Qué pasará en 2017

 

Se espera que, en 2017, el Banco Central siga apuntalando su política de créditos hipotecarios, que, si bien está repuntando, en términos reales, es decir, sin contar la inflación, todavía decrece. “La expectativa es que este año se produzca un fuerte repunte del financiamiento tanto al público como a empresas”, refirió el analista Pablo Wende al respecto.

 

En su opinión, “el Banco Central está decidido a definir una medida clave para alentarlo: una reducción de encajes, que persigue dos objetivos en forma simultánea: alentar el otorgamiento de préstamos y al mismo tiempo impulsar a los bancos a que suban las tasas de interés que pagan para captar plazos fijos”.

 

Parlantes
YPF