Economía y finanzas

6 razones por las que conviene registrar una marca comercial

A medida de que el mundo de los negocios crece y evoluciona, los diferentes procesos de por medio han mejorado para ser más accesibles, tanto para jóvenes emprendedores como para experimentados empresarios. En consecuencia, registrar una marca comercial es una forma de proteger las ideas y también las imágenes. 

Uno de estos importantes procesos es el registro de una marca. Muchas empresas no registran su marca en un principio para no invertir sin estar seguros. Pero luego pasa el tiempo y por diversos motivos dejan de lado este importante trámite, que sólo consideran cuando existe algún problema.

Se teme que el proceso sea difícil, costoso y complejo. Pero además de no serlo, existen empresas (https://www.neolo.com/argentina/registrodemarca.php) que se encargan de resolver todos los trámites. En resumen, es un costo menor considerando los beneficios, ya que los motivos para registrar una marca son varios. Aquí los 6 principales.

1 – Brinda Ventaja Competitiva

El éxito de muchos productos y servicios, más de los que se suelen imaginar dependen de tener la marca debidamente registrada. Es por eso que el primero en registrar una marca determinada obtiene, como consecuencia directa, una importante ventaja competitiva. Si el negocio funciona, podrá hacer uso del distintivo registrado y hacerlo crecer aún más. De hecho, parte fundamental de los estudios de viabilidad para un nuevo lanzamiento de producto o servicio es el valor de la marca. Y para ello debe estar registrada.

2 – Protege la Marca de Posibles Fraudes

Existen muchos emprendedores que deciden empezar a trabajar en la promoción de una marca no registrada, invirtiendo una importante cantidad de recursos en ello.

El riesgo de esto es que, si después de un periodo de tiempo, se consiguen resultados y la marca continúa sin estar registrada, cualquier competidor puede tomar la marca a voluntad y beneficiarse de ella sin que el autor verdadero pueda hacer nada al respecto.

El recurso más eficiente y seguro que un emprendedor tiene para proteger su creación es el registrar una marca. Con esto, se garantiza la inmunidad total frente a potenciales plagios, por ejemplo, de la propiedad intelectual.

3 – Beneficia la Financiación

Vivimos en un mundo donde la imagen y la reputación lo es todo. Para un emprendedor o una empresa, es imposible obtener el interés deseado de inversores, patrocinantes o instituciones financieras si no se cuenta con una marca debidamente registrada y trabajada decentemente a nivel de Branding. De hecho, podemos considerarlo un requisito indispensable en este ámbito.

4 – Capacidad de Demandar Indemnizaciones

Los plagios están a la vuelta de la esquina, como ya mencionábamos. Sin embargo, registrando una marca no sólo tenemos la capacidad de proteger nuestra creación, sino también de introducir demandas y llevar a juicio al plagiador. Esto, normalmente, termina en el pago de importantes indemnizaciones, con la justa finalidad de pagar los posibles daños causados por el plagio.

5 – Permite la Posterior Transferencia

Tener una marca registrada es la única manera de transferir o vender, cuando se desee, la propiedad que se tiene sobre el producto o servicio. Todos los materiales y diseños bajo la marca son propiedad de la misma y, en consecuencia, puede ser comprada y vendida a gusto del propietario. Además, en la mayoría de los países se derivan importantes beneficios del marco legal de la marca registrada, como las franquicias y las licencias especiales.

6 – Evita Problemas Legales

Si utilizamos la lógica inversa, nos daremos cuenta que trabajar sin una marca registrada nos pone en una posición muy vulnerable. Alguien más, aun inocentemente, podría tener la misma idea y registrar la marca primero que tú. La reacción natural de esta persona sería demandarte, colocándote en la incómoda posición de plagiador, con muy poco material para defenderte y corriendo el peligro de pagar indemnizaciones al demandante.

Arco Iris
Parlantes