Economía y finanzas

El Ministerio de Hacienda de la Nación anunció las metas fiscales para los próximos 3 años

-El Ministerio de Hacienda estableció como su principal objetivo el crecimiento de la economía y que este se traduzca en la generación de puestos de trabajo genuinos para los argentinos. 

Para alcanzarlo definió su política fiscal de los próximos tres años basada en los siguientes ejes: reducción del déficit fiscal, mayor y mejor provisión de bienes y servicios públicos, e impuestos eficientes.

Este camino apunta a generar un país con mayor independencia económica, ya que al bajar el riesgo país se bajan las tasas de interés y de ese modo se generan las mejores condiciones para la inversión, el desarrollo y el trabajo.

Para brindarle a la política fiscal un mayor grado de previsibilidad se definieron dos tipos de metas: trimestrales para 2017 y anuales para 2018 y 2019.

Con respecto al 2017, se ratificó la meta fiscal definida en el Presupuesto que establecía un déficit primario de 4,2% del PBI, pero su cumplimiento será de forma trimestral para tener un mayor grado de previsibilidad.

Asimismo, el Ministerio de Hacienda proyecta un sendero de reducción del déficit para los próximos 2 años de 1 punto del PBI cada año para alcanzar en 2019 un resultado primario de -2,2% del PBI.

El logro de estas metas está basado en el crecimiento de la economía, en el ordenamiento del gasto público -a partir de una reducción gradual de los subsidios económicos y en la eficientización del sector público - y en la reforma tributaria.

El Ministerio de Hacienda se apoyará en herramientas legales y consensuadas para alcanzar los objetivos establecidos como los Presupuestos de 2018 y 2019, una nueva Ley de Responsabilidad Fiscal establecida conjuntamente con las provincias en el marco del Consejo Federal de Responsabilidad Fiscal y en la mencionada reforma del sistema tributario actual.

Además del sendero de reducción del déficit fiscal con metas, se hicieron importantes anuncios relacionados con un mayor grado de transparencia en el uso de los recursos públicos. En rigor, el Ministerio de Hacienda confirmó que se darán conferencias de prensa trimestrales con el seguimiento de la meta fiscal de 2017.

Adicionalmente a la información habitual que publica la Secretaría de Hacienda, se publicará un nuevo reporte fiscal mensual en el cual, por primera vez, el Estado informará los recursos destinados a los subsidios en energía y transporte, los destinados a las prestaciones sociales abiertas en sus principales programas como, por ejemplo, las asignaciones familiares y por hijo, y en qué se invierten los recursos destinados a la obra pública según su función. Y en segundo lugar estará disponible diariamente en la web del Ministerio la ejecución diaria del Presupuesto con la máxima apertura posible.

Desde la Secretaria de Hacienda se detalló el cambio en la exposición de las cuentas fiscales. En primer lugar, se excluirán las rentas que el BCRA le transfiere al Tesoro dado que se considera que estas utilidades son contables y no realizadas porque se originan a partir de diferencias de cambio. En segundo término, se netean las rentas de la propiedad cobradas y pagadas intrasector público para hacer consistente la información con el resto de las transferencias intrasector público y que incrementaban artificialmente tanto ingresos como gastos y afectaban el cálculo del resultado fiscal. Vale aclarar, que esto fue posible de realizar a partir de la creación de un régimen de información interno por el cual los organismos públicos registran el origen de sus rentas. Por último, se incluyen como ingresos las rentas generadas por activos privados que posee el Fondo de Garantía de Sustentabilidad para ser consistentes con el tratamiento que se le da actualmente al resto de las rentas de la propiedad.

Se destacó que lo más importante de esta reclasificación de las rentas es que no tiene impacto sobre el resultado primario de 2017 ni sobre la meta fiscal. Se reclasifican rentas mal computadas como ingresos por 0,2% del PBI y se dejan de computar ingresos por 0,2% del PBI. Estos cambios implicaron dejar de considerar aquellos ingresos figurativos y contables que mejoraban artificialmente el resultado primario y financiero.

En este contexto se anunció un calendario mensual de publicaciones de las cuentas fiscales como tienen otros organismos que brindan información pública como el Indec y el Banco Central, pero que se encontraba ausente en Hacienda desde hacía algunos años.

Parlantes
YPF