La Ciudad

¿Quien la paga y quien la apaga?

Una de las lámparas del alumbrado público municipal permanece prendida a pocas cuadras de la casa del intendente Raul Jalil.

Ante la crisis energética y los aumentos en las tarifas que se avecinan, resulta descabellado que no exista controles sobre las luminarias de la Capital, que en su mayoría permanecen encendidas de días y de noche totalmente apagadas, transformando las calles del barrio Judicial en una boca de lobo. Casualmente un barrio que sufre constantemente la falta de agua potable y ahora los vecinos tiene que ver como se derrocha la energía eléctrica.

Parlantes
YPF