Turismo

El Departamento de Tinogasta espera una nueva oleada de turistas

Como todos los años, el departamento de Tinogasta, las Termas de Fiambalá y La Aguadita, esperan la oleada de turistas allí donde se concentra la atención del baños curativo y también del refresco acuatico. Se unen turistas y tinogasteños para disfrutar de lugares únicos. Se concentran bellezas para todos los gustos, Desde la Ruta del Adobe hasta San José, Costa de Reyes, Villa Luján, El Puesto, Copacabana, Salado y más al norte las Termas de Fiambalá u el Paso de San Francisco y mucho más.

Templos, ríos, montañas, artesanias, comidas típcas. productos regionales, música, danzas, festivales. Las bellezas de Tinogasta se disfrutan todo el año.

Las Termas de Fiambalá. A escasos kilómetros de Tinogasta se encuentran las termas de Fiambalá, en un lugar de ensueño que supo servir medicinalmente a pueblos milenarios. Hoy, vale la pena conocerlas.

Sandboard en Tinogasta. ¿Quién dijo que no existen olas de arena? ¿A quién se le ocurrió que se puede hablar de surf únicamente cuando hay agua debajo? En Tinogasta nada es imposible, ni siquiera el surf en la arena.

La Ruta del Adobe. El adobe fue, es y será un material milenario para la construcción. Catamarca y en especial Tinogasta y sus alrededores remiten a este bello pasado, sólo hay que dejarse perder por su ruta.

Cóctel de adrenalina. Tinogasta lo tiene todo, en el aire, en tierra firme, en el agua e incluso bajo tierra. Parapente, pesca, rappel, sandboard, trekking, turismo minero, canotaje, volcanes, aladeltismo.

Caballos de adobe. La mejor manera de conocer Tinogasta es a caballo. Tranco Manso es el sueño de un grupo de amantes de los equinos, que desde hace años son pioneros en este arte de sacar a pasear gente.

Los paisajes de la provincia de Catamarca incluyen valles, cerros y volcanes que la hacen un destino ideal para la práctica del montañismo.

Todos estos y muchos más atractivos ofrece esta tierra, Reunión de Pueblos.Pero merced a la remodelacion y puesta en valor, La Aguadita, se convirtió en el atractivo singular para lugareños y visitantes de la provincia y de todo el país.

 

Parlantes
YPF