Sociedad

Fiesta: reconocieron que vendían drogas

Dos empleadas del boliche donde se desarrolló la fiesta electrónica que terminó con dos muertos, reconocieron que se vendían drogas "adentro y afuera" con conocimiento de los inspectores municipales ya que estos cobraban un 10 % de las ventas.

Dos empleados del boliche “Punta Stage”, de la localidad santafesina de Arroyo Seco, donde el fin de año se realizó una fiesta electrónica en la que dos jóvenes, una chica de 20 años y un joven de 34, consumieron éxtasis y luego murieron, denunciaron que se "vendía droga adentro y afuera del local" y que la municipalidad "sabía todo" porque "los inspectores cobran diezmos".

La denuncia la realizaron Silvia y Alejandro, dos empleados del boliche que la noche en la que se realizó la fiesta "Sasha New Year's Eve" trabajaron en la zona de los baños y en el estacionamiento.

En declaraciones a Canal 3 de Rosario, ambos coincidieron en sostener que allí “era frecuente la venta de drogas”.

Alejandro aseguró que en la fiesta electrónica "se veía gente drogada, mal. Yo tuve que salvar a una piba de Rosario llamando a los padres porque la vi que estaba muy pálida, temblequeando. Ahora no sé más nada de esa chica”.

En este marco, precisó que “era muy común la droga; los estupefacientes se vendían tanto en el interior como en los alrededores del boliche”.

Parlantes