Opinión

Apreciaciones sobre el proyecto de impuesto a las ganancias

Por Alfredo Marchioli  (*)

Desde el Colegio de Geólogos de Catamarca expresamos nuestra más profunda preocupación por el proyecto denominado " Reforma de Ganancias" con media sanción de la Cámara de Diputados de la Nación, el cual incluye en sus articulados la retención a las exportaciones de la actividad minera.

La inclusión de dicho impuesto es volver al modelo económico del PASADO, 2011-2015, donde paralizaron inversiones en prospección y exploración destinadas a Argentina y derivadas hacia países más previsibles de Latinoamérica.En Catamarca existían varios proyectos en exploración: Agua Rica (cobre-oro-molibdeno), Diablillos (oro-plata), Incahuasi (oro), Antofalla (plomo-plata-zinc), Calalaste (plomo-zinc), Adela (oro), Filo Colorado (cobre y oro), Prospectos Votorantim (plomo-zinc), Jackson Global y Madero Minerals (uranio), Salar de Antofalla (potasio-litio) y Sal de Vida (litio).

La recuperación de la confianza (tras la eliminación de las retenciones de principio de año) permitió alargar la vida útil de los proyectos mineros y generar condiciones económicas atractivas para las inversiones en exploración, ampliación o puesta en marcha de proyectos nuevos, muchos de los mencionados tienen planes de inversión para el 2017 y algunos como Sal de Vida prevé el inicio de su producción en el 2018.

El modelo nacional y popular del pasado, con las retenciones a las exportaciones minerascomo herramientas para financiar el gasto público nacional, recaudó cuantiosos recursos económicos que fueron destinados a solventar infraestructura y servicios sociales en territorios muy lejanos a los intereses de los catamarqueños, consecuencia de la administración discrecional de funcionarios motivadosa invertir en aquellos territorios con gran cantidad de votantes.

La minería es una de las principales actividades económicas que generan fuentes de trabajodigno para geólogos, ingenieros en minas y operarios catamarqueños, además de ser la principal actividad económica de la provincia. Catamarca tiene una nueva oportunidad para el desarrollo de una minería sostenible, generadora de recursos económicos destinados a la producción de otras actividades económicas (industriales, agropecuarias y turísticas) que multiplicaránlos recursos, valor agregado y trabajo digno para todos los catamarqueños.

IMPUESTO DAÑINO

Las consecuencias en Catamarca de las retenciones a las exportaciones mineras fueron las siguientes:

1. Las retenciones a las exportaciones, independientemente que haya cambiado deliberadamente las reglas de juego, perjudicó a la provincia de Catamarca principalmente, en la renta minera, proveniente del 20% de utilidades que recibe YMAD por el usufructo del yacimiento Bajo de la Alumbrera. Esta medida imposibilitó que la Provincia percibiera a la fecha cerca de $AR 1.500 Millones, equivalentes en precios corrientes a: 24.000 viviendas, 3 diques el Bolsón, o el dique Potrero Clavillo proyectado para satisfacer los requerimientos energéticos de las provincias de Catamarca y Tucumán.

2. Violentó la política de estado minera, irrumpiendo las reglas de juego causando inseguridad jurídica, inestabilidad fiscal y factibilidad económica de los proyectos mineros.

3. Afectó directamente la “ley de corte”(concentración de mineral económicamente explotable) lo que impidióla explotación de recursos marginales, reduciendo reservas, con la consecuente disminución de la vida útil de las minas.

4. Disminuyó la demanda de mano de obra directa y contratación a proveedores de bienes y servicios; componentes económicos que generan impuestos provinciales y nacionales.

Es el anhelo del Colegio de Geólogos de Catamarca, y convencidos, que estas apreciaciones son compartidas, primero por la comunidad que trabaja directamente e indirectamente de la minería y, segundo, por la comunidad en general, que los legisladores nacionales catamarqueños apuesten por el desarrollo de la provincia y depongan de los intereses partidarios mezquinos y cortoplacistas, que ya han demostrado cómo se deteriora la actividad productiva y como se incrementa la pobreza.

En este contexto exhortamos e invitamos a todos los sectores al debate de una nueva política minera, que debe tener como propósito la satisfacción de las necesidades de las comunidades, un desarrollo territorial equilibrado (no centralizado), generar condiciones para nuevos emprendimientos productivos  con la consecuente multiplicación de recursos, empleo digno y movilidad social.

(*) Geol.Alfredo Marchioli

Presidente del Colegio de Geólogos de Catamarca

 

Parlantes
YPF