Salud

La OMS recomienda subir los impuestos a las bebidas azucaradas

La agencia de salud de Naciones Unidas pidió a los países que utilicen la política fiscal para incrementar el precio de gaseosas, bebidas deportivas e incluso jugos 100% fruta como medida para combatir la obesidad, la diabetes y la caries dental.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió a los gobiernos subir los impuestos a las bebidas azucaradas, al menos un 20%, para combatir la obesidad y la diabetes en el mundo. El organismo estima que esa medida podría reducir el consumo de esos productos --como gaseosas, bebidas deportivas y jugos 100% fruta-- y por ende "salvar vidas".

 

En un nuevo informe, la agencia de salud de la ONU estima que existen "pruebas crecientes" de que nuevos impuestos a las bebidas azucaradas "reduciría proporcionalmente su consumo". Un aumento de 20% de los precios tendría una reducción del consumo de 20% y un aumento de 50% reduciría el consumo a la mitad, explicó la OMS.

 

"Si los gobiernos imponen un impuesto a los productos como las bebidas azucaradas, pueden reducir los sufrimientos y salvar vidas", afirmó Douglas Bettcher, que dirige el departamento de prevención de la OMS de enfermedades transmisibles.

 

A escala mundial la cantidad de casos de obesidad se duplicó desde 1980. En 2014 más de 1.900 millones de adultos -personas de 18 años y más- estaban en sobrepeso, de ellos más de 600 millones eran obesos. En 2015, 42 millones de niños de menos de 5 años tenían soprepeso o eran obesos.

 

Al mismo tiempo la cantidad de adultos que sufren de diabetes pasó, en 35 años, de 108 millones en 1980 a 422 millones en 2014, según un primer informe global de la OMS publicado en abril. En 2012 la diabetes mató a 1,5 millones de personas en el mundo, a los que hay que agregar 2,2 millones de muertes debido a enfermedades vinculadas a la diabetes, lo que hace un total de 3,7 millones de muertes.

 

El nuevo informe es el resultado de una reunión el año pasado entre expertos fiscales, a quienes la OMS pidió estudiar cómo las políticas fiscales pueden bajar la tasa de diabetes. Por ejemplo, México impuso en 2014 un impuesto a las bebidas azucaradas que provocó un alza del precio de 10%, y el consumo cayó 6%.

 

"Las políticas fiscales deberían apuntar a los alimentos y las bebidas para las que existen alternativas", sugirió el informe.

 

La OMS estima desde hace tiempo que el azúcar debería debe constituir menos del 10% del consumo energético diario de una persona, y llama ahora a los países a reducir de mitad esta tasa, a 5%. Esto representaría 25 gramos, o el equivalente de seis cucharadas de café de azúcar por día. Una lata de bebida gaseosa representa 10 cucharadas de café de azúcar.

 

El informe también estima que las subvenciones a frutas y verduras para reducir su precio entre 10 y 30% sería eficaz para mejorar las costumbres alimenticias.

 

Fuente: Clarín

Parlantes
YPF