Salud

El CIIC entrega la nueva Libreta Sanitaria Juvenil y Carpetas de Salud

Los asistentes al Programa “Jugamos, Aprendemos y Compartimos Nuestras Cosas” tienen acceso al nuevo registro de controles sanitarios para adolescentes, que reemplaza a la libra infantil, mientras que las carpetas de salud contienen todos los controles sanitarios realizados que facilitan la inscripción de los niños en el siguiente nivel educativo.

Cada semana, la integración y la inclusión entre cientos de niños y docentes que llegan desde los mil tonos de verde de Catamarca se ponen de fiesta en el CIIC.

Junto a las actividades planificadas con inmenso amor por el equipo que conduce la Prof. Silvia Sarapura, los huéspedes de las emblemáticas instalaciones que se encuentra bajo la órbita del Ministerio de Desarrollo Social, y que disfrutan del Programa “Jugamos, Aprendemos y Compartimos Nuestras Cosas”, impulsado por la Gobernadora de la Provincia, Dra. Lucía Corpacci, tienen acceso a su nueva Libreta Sanitaria Juvenil además de llevarse con ellos los resultados de los diferentes controles médicos en su carpeta de Salud, un requisito indispensable para la inscripción de los alumnos en el nivel educativo siguiente.

“Desde su vida de adolescentes, los chicos que llegan al CIIC van a poder registrar su trayectoria de controles médicos que se realicen en la nueva libreta sanitaria juvenil, que reemplaza a la libreta que se les entrego cuando nacieron, por eso lleva el mismo número”, aclara la Administradora del CIIC a los niños y docentes que vistan las instalaciones, sin olvidarse de mencionar que también se llevan con ellos todos los estudios médicos que se les practicaron durante su estadía en el CIIC, y que tiene que ser presentada para su ingreso al secundario. “Esto significa que los papás no tendrán que hacer colas en los hospitales o realizar gastos para practicarse los estudios que se solicitan, pues ya los tienen con ustedes”, aseguró a los huéspedes que se preparaban para partir a sus lugares de origen.

 

Estudios

Cada semana, el equipo del centro de Salud del CIIC realiza a cada contingente estudios de laboratorio completo a los que se adosan serologías para Chagas y Brucelosis. Así, y en caso de detectarse alguna serología positiva, el equipo de salud del CIIC gestiona el tratamiento posterior del niño. Igualmente, y dando cumplimiento a unos de los requisitos médicos para el acceso al nivel secundario, los alumnos que llegan al CIIC también acceden a estudios de grupo y factor sanguíneo y hemogramas completos a los que se adosan controles de glucemia y colesterol.

Entre juegos y talleres, los egresados de sexto grado también se realizan electrocardiogramas y revisaciones oftalmológicas que, en caso de ser necesario, el Ministerio de Desarrollo Social, a cargo de Daniel Barros, les provee los anteojos de receta.

Las libretas sanitarias infantiles de cada uno de los chicos son controladas y revisadas poniendo énfasis en sus inmunizaciones y completando el esquema de vacunas según la edad del niño. También, los alumnos acceden a exámenes clínica-pediátricos, y ante la presencia de alguna patología específica se realiza la derivación correspondiente a especialistas del Hospital de Niños “Eva Perón”, donde los egresados acompañados por docentes o padres, pueden realizar su tratamiento mientras dure su permanencia en la capital catamarqueña.

Finalmente, y como parte de los controles médicos que se realizan en las instalaciones del Centro de Integración e Identidad Ciudadana, los niños tienen acceso a controles biométricos, tan importantes como necesarios para detectar las características nutricionales de las diferentes poblaciones catamarqueñas.

 

Porcentajes

En el Centro de salud del Centro de Integración e Identidad Ciudadana, los egresados de sexto grado que disfrutan de los beneficios que otorga el exitoso programa impulsado desde el Gobierno de Lucía Corpacci, tienen acceso a una atención primaria de su salud integral.

Satisfactoriamente se resaltó que el 94% de los niños que llegan al CIIC acceden a los controles médicos propuestos, mientras que el 6% restante no los completan por diferentes causas, su retiro del establecimiento o la negación de los pequeños a realizarlos.

Así también, desde el CIIC se pudo observar el aumento de casos en sobrepeso y obesidad en los asistentes a las diferentes temporadas del programa “Jugamos, Aprendemos y Compartimos Nuestras Cosas”. Tal es así, que durante la primer temporada del programa se detectó una incidencia del 37% de casos de sobrepeso y obesidad en los menores, mientras que en la segunda temporada los valores ascendieron a un 42%. Cabe también resaltar que, según datos estadísticos que se manejan en la institución el 75% los niños que presentan casos de sobrepeso y obesidad exhibían  una tensión arterial elevada para su edad, un indicador de predisposición a ser futuros mayores de edad hipertensos o diabéticos.  Entre las revisaciones odontológicas que se realizan también se pudo detectar que un 34% de los asistentes al CIIC nunca accedieron a este tipo de controles, mientras que también se detectaron casos de soplos cardiacos, deformaciones en columna o pies que, detectados a tiempo hubieran tenido otra evolución y la consecuente mejor calidad de vida para los niños.

Parlantes
YPF