Policiales

“Oportunistas” aprovechan el descuido de la gente y roban en oficinas públicas

El accionar de los delincuentes no tiene límites, y es sabido por todos -se supone- que utilizan cualquier cosa a su favor para poder apoderarse de las pertenencias de otras personas. 

En los últimos días, fuentes judiciales consultadas dieron cuenta sobre las denuncias realizadas por empleados o gente que llega a realizar diferentes trámites en las oficinas públicas, y no son advertidos en el momento que son robados.

 

Como reza el dicho “Para muestra basta un botón”, LA UNION conoció de algunas fuentes la denuncia presentada ante la Justicia por parte de una mujer de apellido Baigorrí, quien dio cuenta que al regresar a su domicilio se dio con la novedad que personas desconocidas le habían sustraído la billetera con documentación y la suma de $ 100, momentos en los cuales se encontraba en las oficinas de Rentas de la provincia, ubicada en calle Chacabuco entre Tucumán y Vicario Segura.

 

Hecho similar fue el que sucedió en la Unidad de Trámites Previsionales de la Policía de Catamarca, ubicada en calle Salta, entre Prado y Esquiú, dado que una empleada del organismo denunció en contra de personas desconocidas, porque en determinado momento dejó su billetera con documentación personal, tarjetas de crédito y $ 500 sobre su escritorio y, en un descuido, algún “oportunista” la levantó.

 

También los celulares

 

Otro de los elementos buscados y codiciados por estos delincuentes son los teléfonos celulares, ya que son los más fáciles de robar, sus dueños se retiran por unos minutos y los pierden de vista.

 

Un caso de éstos es la denuncia radicada por un empleado del ministerio de Salud, ubicado en calle Chacabuco, entre Caseros y Ayacucho. Según este empleado,  salió un instante de su oficina y al regresar se dio con la novedad que desconocidos le habían llevado su celular de alta gama.  Igual circunstancia le tocó pasar a una empleada de la Maternidad Provincial 25 de Mayo,  ya que, según las fuentes judiciales, al retirarse del edificion se percato que no tenía su teléfonon y al regresar a buscarlo se dio con la novedad que ya se lo habían robado.

Cabe mencionar que de los diferentes hechos no hubo, “llamativamente”, testigos que hayan visto los ilícitos.

 

La seguridad

 

Otro punto que se debe destacar es que las oficinas públicas, sean provinciales o municipales, cuentan con personal policial que cumple tareas de consigna y vigilancia, pero ante la gran cantidad de gente que circula por las oficinas, a veces no pueden controlar el accionar de cada uno de ellos.

 

Asimismo, estas oficinas tiene contratados servicios de vigilancia privada, pero también dejan en evidencia lo limitado de su custodia. 

Dejá tu comentario:

Union Radio

Parlantes
Union digital