Panorama Minero

Cuentos K para dormir

Por Juan Carlos Andrada (*)

Catamarca está paralizada como consecuencia de una política oficial minera intrascendente y una oposición que se ilusiona con volver al gobierno para recién entonces involucrarse con la problemática de la actividad, o sea, ¿dentro de dos años o seis?. Increíble, pero vamos por parte.

 

El Gobierno en las nubes de Ubeda

El problema es que tenemos un gobierno paralizado, inmóvil. No sabemos muy bien qué piensa de todo lo que sucede, pero sigue mostrando una política minera ineficiente. Lo que se ve es penoso, lamentable para el futuro minero de la provincia.

Sin menospreciar el valor de los centros de control ambiental y los cursos de capacitación en oficios, si no explican qué pasará con Alumbrera y El Durazno, por qué no se pone en marcha Agua Rica, cuáles son los riesgos ambientales si lo hacemos y cómo mitigarlos, comparativamente lo demás es anecdótico o al menos secundario. 

La Provincia tiene como socios a hábiles empresarios en comercialización de commodities mineros, con propiedades y proyectos en Catamarca. Dejemos de dormir la siesta, los inversionista no van a velar por nuestros intereses sino por los suyos. Y en esto último, ellos vuelan, no podemos estar durmiendo.

 

De esto no se habla

Pregunto: ¿Las relaciones con Cat gold se cayeron, están vigentes o simplemente se enfriaron? Cree el Gobierno que es importante judicializar Cerro Atajo y no sentarse y explorarlo en forma conjunta con los privados. Lo deducimos de la actitud que asumieron.

Parece que para la administración del FPV es muy importante no permitirle a YMAD que explore nuevas áreas, empresa que cuenta con un programa de exploración de más de 30 mil metros que está parado hace tiempo. ¿Qué significa todo esto?, ¿cómo debe entenderse?

Hablamos tanto del litio al principio de la nueva gestión, y resulta que ahora tenemos que relatar que la provincia de Jujuy avanzó notablemente, mientras nosotros nos quedamos mirando desde aquí como nuestros vecinos anuncian y concretan proyectos mineros.

 

Hola y chau, pura formalidad

Es duro y lo van a negar, pero lo digo: el Gobierno no tiene relación con las empresas mineras más que en aspectos formales. Sobre política minera, poco y nada, solo protocolar. Si hablaron sobre estrategias para avanzar en actividades integrales, no trascendió. Un “hola y chau”. Muy poco diálogo.

Los empresarios no están hablando con la administración kirchnerista. Lo que hay son actuaciones administrativas y decisiones políticas unilaterales, en tanto se deja por conveniencia empresarial y soberbia oficial pasar los días. “Laissez faire, laissez passer”, expresión francesa que significa “dejar hacer, dejar pasar”.

Que se entienda que no es que no hablan por teléfono casi todos los días o que no se ven semanalmente aunque sea para tomar un café. Esa parte no nos interesa. Lo que importa realmente son las cuestiones de fondo que no comentan o se guardan para círculos íntimos.

Aquí una empresa puede detener su actividad sin decir dónde va y qué es lo que finalmente va a hacer en relación con temas trascendentales para Catamarca. Los fondos mineros en juego en estas negociaciones previas son de vital importancia para esta provincia que no puede prescindir de la actividad minera.

 

La importancia de El Durazno

Si no hay exploración y explotación de Bajo El Durazno, estamos a dos años del cierre de Alumbrera. En 2015 o 2016 se estarán bajando las persianas del proyecto más grande que tiene Catamarca. Se podrá extender un año, de acuerdo con la producción, pero estamos ahí.

Que Alumbrera cierre en 2017 o 2019 es más o menos lo mismo. ¿Cuál es la diferencia real? Por ahora, lo que tenemos es que se autorizó la exploración de Bajo El Durazno con la opción para explotarlo.

No obstante, puede vencerse la fecha y aplazarse la iniciativa privada por decisiones empresariales solo entendibles en ese ámbito. Hoy pueden pasar muchas cosas, ningún movimiento tiene garantía ciento por ciento. Depende. 

La pregunta hoy y dentro de un par de años será la misma, cuando tengamos el valor de hacérnosla, ¿estamos preparados económicamente para sobrevivir sin mega-minería? Y desde el punto ambiental, ¿estamos preparados para afrontar un el cierre de minas de Alumbrera?

 

Camyen, ícono del fracaso

Por otro lado todos apoyaron la creación de la Camyen, pero resulta que la empresa estatal minera tiene una política sin ninguna gravitación en la realidad. ¿La oposición espera volver al gobierno para ver qué va a hacer recién con esta herramienta que no se utiliza?

Además, la Camyen no es solo minera sino también energética. Nadie conoce de primera mano por qué no se explora o avanza sobre ítems pendientes como el petróleo, uranio o la potencialidad gasífera de Catamarca.

La oposición tiene que ejercitar su capacidad de vigilar las cosas que son importantes a corto y largo plazo, para que se sigan llevando a cabo, porque si no, cuando la gente les dé la oportunidad de administrar nuevamente la provincia, simplemente no van a tener recursos.  

 

La ilusión de volver al poder

Suponemos que el FPV local no está preparado para llevar con éxito una política minera, porque aún no podemos diferenciar las declaraciones de anhelo oficialista con las gestiones y avances reales en la actividad más importante que tenemos los catamarqueños.

De todas formas, la oposición, que solo piensa en volver, se va a encontrar el día de mañana sin los recursos necesarios para gobernar y entonces le va a caer la ficha que por algo la minería tiene que ser política de Estado.

El FCyS no sabe qué es ser opositor. Estuvo 20 años acompañando el Poder Ejecutivo provincial, no sabe lo que significa la palabra “opositores”. Critica al oficialismo, pero su tarea es velar por los catamarqueños desde el lugar que le toca en la actualidad.

 

La obsesión por regresar 

Es decir que el Gobierno improvisa porque no tiene suficiente experiencia de gestión, pero el Frente Cívico no sabe ser oposición, por eso no hace planteos acordes a su rol. Y no quiere hacerlo porque sueña con regresar al poder en 2015. En minería, no existe la oposición.

El sector radical y aliados también está estancado en relación con la realidad minera de la provincia, porque los dirigentes y legisladores nunca fueron oposición, no pueden desempeñar ese papel porque están bloqueados, obsesionados con regresar al gobierno.

 

¿Somos socios o no?

En este contexto, los empresarios van a manejar los tiempos con absoluta independencia de los nuestros. Esos lapsos pueden que no sean los mismos que los nuestros y si supuestamente somos sus socios tienen que coincidir de alguna forma.

Catamarca no hace nada para revertir la situación, estamos cerrados, echándole culpas al Gobierno nacional y el contexto internacional Estamos mostrando un escenario volátil, incierto. 

 

“Me voy, no aguanto más las presiones”

Todo esto es deprimente. No se sabe si en el fondo hay una política minera o tanta improvisación que interesan solo algunos aspectos de la actividad. De las reuniones que se están haciendo siempre tiene que salir algo concreto. Si no, estamos en el horno.

Asimismo, da la impresión de que se (auto) prorrogó la decisión de Agua Rica. Nos vamos a tener que preocupar porque “como viene la mano” los promocionados proveedores mineros van a ser los desocupados del futuro, que se sumarán a los actuales catamarqueños sin empleo.

Alguien tiene que hacer un movimiento de vida y poner blanco sobre negro en una materia tan sensible. Los funcionarios saben que los ciclos empiezan y terminan. Si se van por voluntad propia o se lo pidieron es una cuestión menor, pero por las dudas, cuando salgan den un buen portazo. No para manifestar enojo porque las cosas no salieron como pensamos, sino para que el ruido despierte también a los que todavía están dormidos en Casa de Gobierno.

 

Por Juan Carlos Andrada (De la Redacción del Diario LA UNION)

Parlantes