Nacionales

Se cae una de las pistas más fuertes sobre el caso Santiago Maldonado

Las prestadoras locales y trasandinas le respondieron a la Justicia que la comunicación no fue recepcionada ni en la Argentina ni en Chile.

Sigue la polémica en torno a Santiago Maldonado. Su amigo, Ariel Mariotto Garzi, había dicho ante la Justicia Federal que realizó una llamada el 2 de agosto y que alguien atendió "por 22 segundos sin hablar".

Según declaró, se escuchaban "pasos como en un recinto cerrado". Sin embargo, se confirmó que, en realidad, esta llamada nunca llegó a destino. Tampoco fue respondida en Chile ni en el país, ni fue captada por alguna antena o celda argentina.

Así consta en los oficios y exhortos diplomáticos librados a las prestadoras telefónicas locales y del país trasandino y que forman parte de las causas de hábeas corpus y de presunta desaparición forzada que instruye el juez Gustavo Lleral.

Aquella supuesta comunicación, denunciada por Garzi en los tribunales y acompañada por dos capturas de pantalla de su celular, no fue recepcionada, según las constancias y las explicaciones de peritos de la Policía Federal que analizaron las respuestas oficiales de las telefónicas.

Si bien desde el celular Movistar con prefijo de El Bolsón de Garzi aparece registrada una llamada saliente el 2 de agosto, a las 15:18, con una duración de 22 segundos, del análisis de la telefónica prestataria surge que "no se registran llamadas recibidas o emitidas (entrantes o salientes), cursadas a través de la red" hacia el celular chileno de Maldonado, "desde el 29 de julio al 4 de agosto de 2017".

En su testimonial, Garzi no solo había señalado que alguien había atendido el celular de Maldonado un día después de su desaparición, sino que también había afirmado que solía comunicarse con su amigo a través de ese número, tanto por WhatsApp como por línea telefónica.

Sin embargo, la empresa chilena WOM rechazó de manera categórica que esa llamada hubiera sido atendida. En el exhorto diplomático WOM analizó el tráfico telefónico del celular prepago, sin titular identificado, que usaba Maldonado. La línea era la +5693XXXX0486 y la telefónica, al analizar el requerimiento judicial, concluye que "no figura movimiento en el mes de agosto, como se menciona en el oficio".

Y detalla que solo hubo siete llamadas realizadas en marzo desde Ancud, en Chile, donde el joven tatuador había vivido varios meses.

Por su parte, el apoderado de Telefónica Móviles S.A (Movistar), prestataria del servicio contratado por Garzi, informa de forma pormenorizada a la Justicia que una vez cursada la llamada por Garzi desde Argentina a una línea chilena, el operador (WOM Chile) "debió verificar que el abonado se encontraba realizando roaming en la Argentina" y por ende "debió haber enviado la comunicación hacia este país", a través de un carrier o transportista de llamadas internacionales. Agrega que ese carrier "debió cursar la comunicación a Telefónica Móviles", en donde el abonado estuviese.

"Ninguna de esas circunstancias descriptas -responde la empresa- se verifican en el caso objeto de consulta. Es decir, la comunicación fue cursada desde la República Argentina hacia un operador de Chile (WOM), a través de la red nacional e internacional de transporte, pero no volvió a ingresar desde Chile, al menos, hacia la red" local.

Los peritos policiales consultados deducen que tanto los celulares de Garzi como el de Maldonado podrían haber carecido de crédito suficiente para utilizar el servicio de roaming internacional y que los 22 segundos de llamada supuestamente atendida corresponden, en realidad, al lapso que demandó el tráfico telefónico sin poder efectivizarse.

En esa misma línea, también la empresa estadounidense WhatsApp le responde a la Justicia de Esquel que la última vez que el usuario +5693XXXX0486 (Maldonado) estuvo conectado fue el 30 de julio a las 21:11.

Parlantes
YPF