Internacionales

Una instagramer tatuó a su gato para conseguir más seguidores

Miles de personas salieron a denunciar su excentricidad como un episodio de maltrato animal.

El gato se llama Yasha y su dueña lo "adornó" con el tatuaje de una calavera en su pecho. ¿La idea? Que fuera un gato glamoroso y que ésto le reportara más seguidores en su red social. Igual la jugada le salió mal, porque las críticas en las redes fueron despiadadas.

El escándalo llegó a los programas de noticias de Ucrania y el debate sobre los excesos en las redes sociales se puso de manifiesto en apenas unas horas.

Elena se tuvo que defender de los señalamientos, y el argumento es que el tatuaje se efectuó "en la capa superior de la piel de Yasha", por lo cual, el animal no habría sentido dolor. Cabe mencionar que esta raza de gatos poseen una piel mucho más sensible que otros felinos, por su carencia de pelo.

#LocuraEnRedes Una instagramer tatuó a su gato para conseguir más seguidores. http://bit.ly/2yWRZF8

Parlantes
YPF