Policiales

Homicidio de Dahbar: Colombres habría estado con una sobrina en Tucumán

Lo dijo la mujer, quien brindó su testimonio como testigo de la defensa. Colombres habría viajado para intentar conseguir un repuesto para su motocicleta. La audiencia pasó a un cuarto intermedio hasta el jueves.

En la mañana de ayer, se reanudó el juicio por el homicidio del abogado Raúl Eduardo Dahbar, quien fue asesinado el 24 de diciembre de 2014 en la localidad de Las Palmitas, departamento La Paz, y que tiene como único imputado a un ex empleado de la víctima, José Manuel Colombres.

En la oportunidad, prestaron declaración ante los jueces, nueve testigos citados por la defensa, entre ellos los policías que arribaron al lugar del hecho, una sobrina del imputado, comerciantes de la zona y un sobrino de la víctima.

Ante la mirada atenta de los jueces, uno a uno los testigos fueron dando su testimonio.

A su turno, el sobrino de Dahbar dijo haber regresado a su domicilio en horas de la madrugada del 23 de diciembre, y luego se acostó a dormir. Tiempo después, escuchó un ruido que lo despertó, por lo que se asomó a la escalera, y pudo advertir que se trataba de su tío Raúl Dahbar, a quien el testigo le había solicitado hablar, y quien le manifestó que en el transcurso del día dialogarían, situación que nunca se dio, ya que al día siguiente se enteró que había sido asesinado.

Por su parte, la sobrina de Colombres recordó que el día 23 ella, junto a otra familiar habían planeado viajar hasta la provincia de Tucumán, para realizar unas compras, y como su tío -en referencia a Colombres- le había manifestado que necesitaba comprar un repuesto para la moto, lo llamó para preguntarle si quería viajar con ellas, a lo que el imputado le contestó que ya se encontraba en la vecina provincia, que pasaría por Río Chico y luego las vería en Alberdi.

Esta situación finalmente se dio, y luego de reunirse en Tucumán, la joven recordó que su tío se volvió en su moto ya pasada la media tarde.

Las partes hacen mucho incapié en el estado de la motocicleta, y si estaba en su poder en el momento del crimen, ya que fue vinculado a la causa justamente por su rodado. Es que según se explicó, la mañana del 23 de diciembre de 2014, mientras él trabajaba para Dabhar como tractorista, había perdido los papeles del rodado en el mismo camino de la finca donde fue hallado muerto el abogado. Las pruebas realizadas a pedido de la Cámara de Apelaciones en junio de 2015, habrían mostrado que Colombres no habría podido estar en ese lugar en el momento del crimen.

Cuando se le preguntó si notó algo extraño en su actitud, la testigo respondió que no, que lo vio tranquilo como era habitual, lo describió como una persona para nada problemática, y que jamás lo había visto portar armas.

Otro testigo es un comerciante que habitualmente le fiaba mercadería a Colombres, y  mencionó que ese día el imputado llegó junto a su hijo y le abonó la suma de 2.000 pesos, como pago de una mercadería.

Finalmente, declaró personal policial, que solo pudieron describir que al llegar a la escena, ya había mucha gente en el lugar.

La audiencia pasó a un cuarto intermedio hasta el día jueves, donde se prevé finalizar con la ronda de testigos.

El día de la detención

Colombres fue detenido el 29 de diciembre de ese año, por orden de la fiscal de la Sexta Circunscripción Judicial de Recreo, Virginia Duarte Acosta, acusado de acribillar a balazos al conocido abogado.

En ese momento, la policía le habría entregado una carta, escrita con puño y letra de Colombres en donde él admitía su responsabilidad en el hecho. No obstante, cuando el hombre tuvo oportunidad de hablar con su familia y con abogados les confesó que la misiva la escribió como consecuencia de supuestas torturas que recibió por parte de policías que investigaban lo sucedido.

Luego de permanecer un año detenido, por un fallo unánime de la cámara de apelaciones, Colombres recuperó su libertad, pero su realidad era triste, pues en el transcurso de ese tiempo, su mujer se marchó con otro hombre junto a sus hijos, y perdió también el trabajo.

Parlantes
YPF