Policiales

Entre llantos: “Nos amenazan con llevarse a nuestra otra hija que tiene 13 años”

Pidió por favor que no desestimen la búsqueda de su hija. No estaba al tanto de la supuesta aparición de la joven. Manifestó que viven una situación desesperante.

Ante la versión que circuló en otros medios sobre la aparición de Laura del Valle Rodríguez,  de 18 años, quien desapareció de su domicilio en Andalgalá en el mes de mayo, Nancy Recabarren, madre de la joven, habló con LA UNION y dijo que su hija “no está en Tucumán”, y que la llaman  para amenzarla con su hija menor, si no se va de Andalgalá .

Las versiones que se difundieron en los medios ayer,  no citaban una fuente oficial, pero aseguraban que la joven se encontraba en la provincia de Tucumán en buen estado y trabajando en una fábrica y que a su madre le habían avisado.

Tras la presunta aparición de la joven, este diario se comunicó con los progenitores, para saber si habían tomado conocimiento del tema, pero confirmaron que no.

Mediante el diálogo, no solo se pudo conocer que la familia no tenía ningún conocimiento sobre la supuesta aparición, sino que manifestaron la desesperación que viven, ya que no obtienen respuestas de la policía local.

“Mi hija no puede estar en Tucumán, la buscamos por todo Aguilares, y no está, acá vivimos una situación desesperante, y es permanente la agresión de los vecinos”, dijo la madre.

“Yo no sabía nada que habían publicado que mi hija apareció, mi hija no está en Tucumán, esta acá, cada noche cuando nos sentamos a cenar, se escucha un vehículo que se para en la esquina, y puedo escuchar sus gritos,  después se van”, dijo afligida.

“Les juro que no miento, que no estoy alucinando, la tienen acá, necesito ayuda, por favor no desestimen la búsqueda de mi hija, solo están generando confusión. Recibo llamados amenazándome, donde me piden que abandone la propiedad, que vendamos la casa y les paguemos para que nos la devuelvan, nos amenazan con llevarse a nuestra otra hija de 13 años”, logró expresar mientras rompía en llanto.

El pedido

Laura del Valle Rodríguez,  de 18 años, desapareció de su domicilio en Andalgalá en el mes de mayo, y en ese momento, su madre realizó la denuncia en la Comisaría Departamental de esa ciudad, pero nunca obstuvo ningún tipo de información, pese a que dio detalles de con quién podía estar y de su situción de vulnerabilidad.

El fin de semana pasado, la mujer recibió un llamado, en el que personas desconocidas le manifestaron que tenían a su hija, y que tenía un plazo de tres meses para reunir dinero, si quería recuperarla en buen estado.

Según pudo conocer  este medio,  la madre sospecha que la están prostituyendo. Sus dudas se acrecentaron cuando escuchó que la voz que le pedía dinero era de una mujer. No obstante, en Andalgalá nadie supo asesorarla sobre  las redes de trata, e incluso, en la policía no quisieron  recibirle la denuncia.

El martes pasado, acudió a la División de Trata de Personas, dependiente de la Policía de la Provincia, donde expuso su problemática, pero no obtuvo las respuestas esperadas, ni la contención, ni el asesoramiento.

En diálogo con LA UNION, Ana María Contreras había expresado su indignación y manifestó que  “No quieren reconocer que en Catamarca existe la trata de personas, y que las madres de las víctimas no son escuchadas”.

“Nosotros le recibimos la foto, hicimos impresiones y las distribuimos, esta situación es real, y son personas con escasos recursos, que no tienen los medios para buscar a sus hijas, vienen de familias vulnerables, con conflictos, y no encuentran contención. Hay una falta de operatividad y en estas circunstancias, el tiempo apremia”, finalizó.

 

Parlantes
YPF