Policiales

Imputan a otro policía por gatillo fácil

El efectivo presta servicios en el Grupo de Infantería Motorizada de Acción Rápida (G.I.M.A.R.). El hecho ocurrió en octubre de 2016, cuando disparó su escopeta anti tumulto hiriendo a un hombre.

En la jornada de ayer, se conoció una nueva imputación por gatillo fácil, contra un oficial de policía perteneciente al Grupo de Intervención Motorizada de Acción Rápida (G.I.M.A.R.), durante un procedimiento llevado a cabo en octubre de 2016.

Según informaron fuentes judiciales abocadas a la causa, el acusado es Matías Tula, y fue recientemente notificado de haber sido imputado de Lesiones leves agravadas por haber sido cometidas por un funcionario o miembro de las fuerzas policiales en calidad de autor. En tanto, la víctima es Manuel Andrés Casas, quien recibió el impacto de bala en uno de sus glúteos y en la zona lumbar.

Por lo trascendido, el 26 de octubre de 2016, Casas se dirigía a pie hacia su domicilio ubicado sobre calle Córdoba de esta ciudad capital, cuando advierte que efectivos policiales motorizados del grupo GIMAR, estaban aprehendiendo a su sobrino menor de edad, por lo que decide intervenir, vociferando que no lo golpeen.

Esta situación habría molestado a los policías, por lo que el oficial Tula termina realizando disparos con su escopeta anti tumulto con balas de goma marca Legend hacia el cuerpo de Casas, a una distancia inferior a los dos metros, ocasionándole lesiones de origen traumático, que le demandaron casi un mes de rehabilitación, y aproximadamente 10 días de inhabilitación para el trabajo.

Casas realizó la denuncia penal correspondiente, en aquella ocasión, y sus lesiones fueron constatadas por médicos del SIF. Mientras que personal de criminalística, también realizó una inspección corporal.

La causa se encuentra en manos del fiscal Ezequiel Walter. No obstante, el policía se abstuvo de declarar, por recomendación de su abogado Roberto Mazzuco.

Parlantes
YPF