La Ciudad

Podrían quitarle el subsidio de gasoil a GM por no pagar a los choferes según la escala

Desde la empresa sólo enviaron a sus abogados y sin propuestas, por lo que la Dirección de Inspección Laboral liberó a las partes. Los empleados podrán hacer juicios sin perder sus puestos de trabajo.

Durante la mañana de ayer se llevó  a cabo la segunda reunión entre la patronal y empleados de la empresa de colectivo GM en la Dirección de Inspección Laboral (DIL). Según explicaron los delegados, Mario González y Rubén Canelo, no se llegó a ningún arreglo y las partes quedaron liberadas.

González señaló que tal como sucedió en la reunión anterior, sólo concurrieron abogados de la gerencia de la empresa y no llevaron propuestas. Es por esto que la Dil decidió realizar un acta en donde se establecían las medidas a seguir. La más fuertes de las decisiones fue que, desde la Unión Tranviarios Automotor, se comunicó que enviarían un informe a Nación en donde dejarían establecido que GM no cumple con sus empleados y no paga la escala salarial vigente, situación que podría originar un quite del subsidio de gasoil (que sería de 5 millones mensuales).

Ante esta propuesta, los abogados se habrían opuesto aduciendo que la empresa podría quebrar y ellos quedar sin trabajo, pero los empleados le recordaron que las líneas son del Estado provincia y que otra empresa puede absorberlas.

En el escrito, también quedó asentado que los empleados pueden solicitar vía judicial la parte de dinero que no le pagan para completar la escala vigente. “Nos dijeron que la gerente (Cintia Mogueta), dijo que sólo pagaría si lo decide un juez, por lo que se asentó eso en el acta y además que la empresa no tendría derecho a tomar represalias contra los empleados que decidan iniciar la medida judicial como reclamo de lo adeudado.

Asimismo, y como consecuencia de que las partes quedaron liberadas, los gremialistas, señalaron que mantendrán reuniones para poder decidir otra medida de fuerza para reclamar por los otros puntos que solicitaban que se cumplan. “Pedimos que haya cabeceras en donde los choferes que manejan líneas que no van al control puedan contar con una baño. También porque se entreguen las libretas de trabajo y se controlen las horas extras, entre otras cosas”, aclararon.

Por último, explicaron que solicitarán una audiencia con la gobernadora Lucía Corpacci y así poder ponerla al tanto de la situación que están viviendo.

“Los abogados nos dijeron que si iniciamos medidas de fuerza, van a iniciar medidas judiciales porque sería ilegal, como el paro anterior que hicimos, pero esto no es así. Sólo reclamamos por nuestros derechos”, concluyeron.

Parlantes
YPF