Economía y finanzas

Producción y AICAT aclararon sobre la operatoria del “Plan Tomate”

Tanto el ministerio como la empresa estatal adjudicaron las críticas a razones de tinte electoral. Si bien reconocieron que no se cumplió con las expectativas, calificaron como positiva a la experiencia y manifestaron la conformidad de la mayoría de los productores.

El ministro de Producción y Desarrollo, Raúl Chico, junto a los integrantes del directorio de la empresa estatal Agroindustrias Catamarca Sociedad del Estado (AICAT) explicaron a la prensa sobre la operatoria del Plan Tomate, al tiempo que respondieron sobre las acusaciones realizadas desde la oposición.

Esto sucedió luego de que el ministro y los directores de la empresa estatal no asisitieran a la reunión del martes pasado de la Comisión de Industria de la Cámara de Diputados a la que fueron invitados, al encontrarse algunos de ellos con compromisos previos en el interior de la provincia e incluso fuera de ella.

Chico adjudicó la polémica a la campaña electoral, ya que la operatoria del Plan terminó en el mes de mayo y “recién a veinte días de las elecciones surgen las acusaciones del mismo productor de siempre (Pedro Martínez) acompañado de algunas diputadas opositoras”.

Al explicar la función de AICAT, los directores indicaron que esta fue intermediaria entre los productores tomateros y la empresa Dulcor, ya que la informalidad con la que se manejan algunos agricultores, muchas veces les imposibilita ser contratados por este tipo de empresas. Además, remarcaron que compañías de esa envergadura compran grandes cantidades de tomate por lo que mediante esta operatoria, AICAT vendía el conjunto de lo producido por los productores a los que luego les pagaba de acuerdo a lo que Dulcor les compraba y al precio acordado en el contrato firmado por cada productor, sin dejar ganancia a la empresa estatal.

Por otra parte,  explicaron que debido a diversos inconvenientes los productores, no cumplieron con los kilos de tomate que se habían comprometido a entregar por contrato y eso provocó que la propia AICAT no pueda cumplir con lo acordado con Dulcor, por lo que en la actualidad existe una deuda de aproximadamente $100.000 que serán saldados próximamente. Sobre esto, remarcaron que, más allá del incumplimiento de los productores, AICAT no ejecutará los contratos y se hará cargo de la deuda con Dulcor por sus propios medios.

Más allá de esta deuda, los directivos consideraron positiva la experiencia y aseguraron que junto a los productores se evalúa repetirla en el futuro realizando algunas correcciones.

Chico en Diputados

Luego de la reunión que mantuvo con los periodistas para explicar el Plan Tomate, el ministro de Producción, Raúl Chico, junto al directorio de AICAT se dirigió a la Legislatura provincial con la intención de entrevistarse con los diputados que integran la Comisión de Industria.

Una vez en la legislatura, Chico se reunió con algunos legisladores de la Comisión, pero no estuvieron presentes los diputados opositores que dieron quorum para que inicie la decimosexta sesión ordinaria. A la salida de la reunión, Chico se preguntó dónde estaban los diputados que lo acusaban y declaró a la prensa que dejó la invitación hecha a los legisladores para que asistan al ministerio para poder explicar y quitarles las dudas que tengan.

Mañana se reunirá la Comisión de Industria y se prevé que se vuelva a invitar a Chico y a los directores de AICAT para la próxima semana.

LA OPINIÓN DIBUJADA Ilustración / JOTAVE

Parlantes
YPF