Nacionales

Julio De Vido afrontará la segunda audiencia del juicio por la tragedia de Once

El proceso iniciado la semana pasada se reanudará desde las 9:30 en Comodoro Py. El ex ministro de Planificación del kirchnerismo podría prestar declaración indagatoria

Los familiares de las 52 víctimas de Once y Julio De Vido volverán a estar separados por escasos metros de distancia. La escena se repetirá hoy desde las 9:30 en los tribunales de Comodoro Py, en el marco de la segunda audiencia del juicio en el que se acusa al ex ministro de Planificación por estrago doloso y administración fraudulenta.

De Vido y Jorge Gustavo Simeonoff, ex titular de la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos (Uniren), son juzgados por los delitos de descarrilamiento de una formación del tren Sarmiento, agravado por el saldo de 52 muertos, personas lesionadas y por defraudación contra la administración pública.

Tras el inicio del juicio la semana pasada, este miércoles existe la posibilidad de que De Vido preste declaración indagatoria, aunque dependerá de cómo se desarrolle la audiencia y los planteos que se realicen.

El actual diputado nacional del Frente para la Victoria está acusado por "estrago culposo agravado por la muerte de 51 personas, más una por nacer y lesiones que sufrieron 789 personas", a raíz del choque de la formación del tren Sarmiento en la estación de Once en febrero de 2012.

El ex funcionario de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner se expone a una eventual condena de hasta 11 años de prisión.

Durante la primera audiencia, De Vido escuchó la acusación en su contra ante la atenta mirada de los familiares de las víctimas, quienes se apostaron detrás de un vidrio en la parte posterior al recinto. El ex ministro nunca se dio media vuelta para mirarlos a los ojos.

De Vido estuvo acompañado por Roberto Baratta, uno de los ex funcionarios más cercanos durante su gestión en el Ministerio de Planificación, y Jose María Olazagasti, su secretario privado. No hubo dirigentes del kirchnerismo.

Ya hubo un primer juicio en el que se determinó que el tren funcionaba en malas condiciones y que hubo malversación de los fondos que el Estado le daba a TBA para el mantenimiento del servicio. En ese primer juicio el Tribunal Oral Federal 2 condenó a los ex secretarios de Transporte Ricardo Jaime, a la pena única de seis años de prisión, y Juan Pablo Schiavi, a ocho años; a Sergio Cirigliano, dueño de TBA, a nueve años; a 17 ex directivos de esa compañía; y a Marcos Córdoba, el motorman que manejaba el tren, a tres años y seis meses.

A pesar de que la mayoría de las condenas son de cumplimiento efectivo, el único que está preso es Jaime y por otras causas. El resto transcurre en libertad porque a casi dos años del veredicto la Cámara Federal de Casación Penal todavía no resolvió si confirma o revoca la sentencia del tribunal.

Revés para Ricardo Jaime: rechazaron otorgarle el arresto domiciliario

El Tribunal Oral Federal Uno (TOF 1) rechazó concederle el beneficio del arresto domiciliario al ex secretario de Transporte de la Nación, Ricardo Jaime. El ex funcionario está detenido desde hace más de un año y medio en el penal de Ezeiza, tras haber sido condenado a seis años de prisión por la tragedia de Once.

Parlantes
YPF