Salud

El Subsecretario de Salud dio confusas explicaciones sobre la tasa de suicidios

“El tema es el no trasmitir ese tipo de información, ya que desde el 1969 la OMS saca su programa de prevención del suicidio, donde justamente explica todas las pautas de cómo comunicar este tipo de cosas”, dijo.

En una entrevista exclusiva con LA UNION, le preguntamos al Subsecretario de Salud Mental, Matías García Terán, cuáles son los datos  concretos en los que se basó para decir días atrás  en declaraciones a la prensa que, “la tasa de suicidio mermó un 50 por ciento en comparación con el año pasado”. El funcionario no argumentó  en ningún momento cómo hizo la provincia -que siempre estuvo por encima de la media nacional en  casos de suicidios-  para bajar tan abruptamente las cifras.

“Obviamente que los datos existen, divididos por franjas etarias, por localidades, géneros, modalidades de suicidio, son los datos que brinda tanto la policía como el sistema de salud. El tema es el no trasmitir ese tipo de información, ya que desde el 1969 la OMS saca su programa de prevención del suicidio, donde justamente explica todas las pautas de cómo comunicar este tipo de cosas”.

Terán dijo que actualmente están “redactando los informes” adecuándolos a estas pautas, para que  “no genere una situación contraproducente, tanto por el contagio como por estas situaciones que puedan alarmar a la sociedad de manera innecesaria”.

Insistió en que los “números brutos” no se pueden dar, pero que “a nivel porcentaje” (a diferencia de lo que dijo a otros medios),   la disminución fue de un 40 por ciento. “No me atrevo a decir que fue de un 50 por ciento, sino más bien de un 40. De cualquier forma son porcentajes más que alentadores”, consideró,  generando confusión ante la poca precisión de los números.

Sin embargo, al insistir sobre de dónde salían estas estadísticas, Terán  se explayó más y dijo que siempre se sacan según la cantidad de suicidios que hubo por provincia cada 100 mil habitantes. “Ese número  en Catamarca es aproximadamente de  siete y  algo (sic)”, aseguró.

“Este es un patrón que se mantiene así desde el 2000, que según las estadísticas, está por encima o en las medias nacionales. Entonces, la disminución porcentual, con respecto al año pasado, responde a esa tasa poblacional. El número bruto es lo que se recomienda no dar”, insistió.

“Tratar de dar siempre en tasas poblacionales, y en porcentuales,  es  lo que estamos tratando de redactar de la manera más prolija posible”, admitió produciendo más dudas sobre cómo pudo asegurar que en la provincia las tasas de sucicidio se redujeron un “50 y/o 40 por ciento”, si aún se están tratando de elaborar la estadística.

Información

Con respecto a los detalles de este flagelo que en el mundo está aumentando, Terán se refirió a Catamarca y dijo que los casos que se dan  son “más los hombres que las mujeres, pero las  mujeres son más propensas a los intentos”. Esto también depende de la zona geográfica.

Explicó que la franja con mayor porcentaje de suicidios es la de los jóvenes adultos, es decir, mayores de 30 años, hasta los 45.

Con respecto al suicidio en adolescentes, señaló que “Lo que pasa  tiene una connotación social y cualitativa que quizás el joven adulto no lo tenga o pase desapercibido de otra manera, pero el porcentual más grande son los jóvenes adultos. Eso también se sigue manteniendo en el transcurso de los años”.

A su vez explicó cuáles son los métodos de prevención del suicidio sobre los que trabajan desde la Secretaría de Salud Mental, pero aclaró que no se “anima” a decir que en base a esto mermó ese 40 por ciento la tasa.

“Lo que hacemos actualmente, a partir de un protocolo de suicidio que generamos, es recolectar información de todos los sistemas de guardia de emergencia de los hospitales y se determina qué persona  ingresó por intento de suicidio, se hace dos veces a la semana y una vez que se identifica esa persona, se hace un seguimiento, ya sea con la persona, con el núcleo familiar, con el contexto barrial, tratar de buscar pautas de cuidado e intervención a esa persona, que puede ser un tratamiento psicológico, la llegada a un centro de salud o quizá otro tipo de abordajes, ya sea eclesiástico, si es que se permite, sino algún tipo de ayuda y contención, ya sea deporte cultura, la familia, etc”.

Parlantes
YPF