Entretenimiento

Tras bajar 55 kilos, Pato Galván cuenta cómo logró

El periodista bajó más de 55 kilos y contó en primera persona cómo hizo.

Pato Galván, conductor y animador de televisión, pesaba 144 kilos cuando lo convocaron para ser parte de "Cuestión de peso". Siete meses después, adelgazó 55 kilos y cuenta cómo lo logró.

Acerca de su ingreso al programa y los primeros kilos que bajó, expresó: "La primera vez que me pesaron en el programa pesé 132, al primer mes bajé un montón. Con ejercicio y las viandas del Dr. Cormillot".

"Al mes, ya estaba en 122. Había bajado un montón. En los primeros análisis de salud estaba al límite con todos los valores", fueron los primeros días de Cuestión de Peso, donde le propusieron hacer el tratamiento al igual que un paciente.

Galván admitió que la tarea no fue fácil, pero que trató de cambiar su mentalidad. Además de dormir bien. "Me empecé a decir ´es mentira, es mentira, no te voy a comer`. No es fácil pero bueno. Logré engañar a la mente y pude cambiar. Yo domestiqué la mente. Así se me despertó el olfato por ejemplo", narró.

"No comes con hambre, comes de gula. Es el desorden nada más. No dejo pasar tres horas sin comer. Eso te lleva a las 6 comidas. Entendí que estaba limpiando, me gusta la palabra depuración. El cuerpo te ayuda", consideró Galván.

Alimentación

Desayuno: galletitas o tostadas con queso y mermelada acompañadas por un té verde o café.

Media mañana: una fruta o un yogurt.

Almuerzo: carne, pollo, pescado o tarta de vegetales o atún, acompañado por ensalada o puré mixto. "Si le agrego arroz, por ejemplo, lo hago cuando sé que después voy a quemar esas calorías entrenando", aclara.

Colaciones: sandwich de miga, un pedazo de queso, un grisín o una porción chica de bizcochuelo.

Cena: carne, pollo, pescado o tarta de vegetales o atún, acompañado por ensalada o puré mixto.

Postre: gelatina, flan, frutas o mousse de dulce de leche. "La clave es entender que con el postre indica que terminaste de comer", detalla.

Con respecto a los "permitidos", el conductor asegura que nunca incorporó dicho concepto porque, si no, se "descontrola". "Si voy a un asado, por ejemplo, veo lo que hay y selecciono lo que voy a comer. Trato de esquivar la picada, me armo una buena ensalada y elijo las carnes magras o vacío para comer. También dejé la gaseosa y tengo un vaso de agua al lado del plato", explica en una nota que publicó Infobae.

Parlantes
YPF