Internacionales

Se tatuó todo el cuerpo para aliviar un dolor crónico

Tiene el 90 por ciento dibujado. El hombre asegura haber encontrado cierto alivio en tatuarse el cuerpo.

El hombre cambió su nombre en 2014 por el de "Tattboy Holden". Sufre del síndrome de dolor crónico debido a una serie de operaciones y medicamentos que le produjeron un daño neuronal irreversible.

En una entrevista con un diario internacional, el hombre confesó que cuando llegan los dolores él se somete a los tatuajes para encontrar en ese procedimiento un “alivio” temporal.

"El dolor crónico regresa con el tiempo, pero es una liberación", expresó.

Esta práctica es repetida por el hombre tantas veces como él lo requiere a punto tal que tiene tatuado el 90 por ciento de su cuerpo incluidas zonas como el pene o los ojos.

"Decidí quedarme completamente cubierto, ese es mi objetivo. Es un largo viaje que me llevará toda la vida. Probablemente nunca diría que he terminado. Siempre puedes empezar de nuevo, algunas partes de mi cara tienen tres capas", manifestó.

Parlantes
YPF