Información general

AFIP desactivó una usina de facturas electrónicas apócrifas

Esta organización facturó por más de  $ 300 millones sólo durante el año 2016. Entre los usuarios de las facturas había productores y proveedores de insumos de actividades agropecuarias, entre otros rubros comerciales. La evasión podría alcanzar los $ 90 millones.

Luego de una extensa investigación, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) allanó  24 domicilios en la localidad de Río Cuarto y alrededores y así logró desarticular una usina de facturas electrónicas apócrifas con las que se habría evadido $ 90 millones.

Los procedimientos, en los que se secuestró documentación e información en soporte digital, fueron ordenados por el Juzgado Federal de Río Cuarto, a cargo del Dr. Carlos Arturo Ochoa.

La maniobra se descubrió luego de analizar cruces sistémicos de información  a partir de los cuales se detectaron a contribuyentes sin la suficiente capacidad económica que justifiquen ventas. Por ejemplo, un sólo contribuyente estaba inscripto en 15 actividades económicas.

Además los funcionarios de la AFIP analizaron toda la facturación web donde consta la IP de cada computadora desde donde se facturó y descubrieron que muchas pertenecían a estudios contables.

Esta organización, de las que participan al menos 30 personas, facturó por más de  $ 300 millones sólo durante el año 2016.

Entre los usuarios de las facturas había productores y proveedores de insumos de actividades agropecuarias, entre otros rubros comerciales.

Los funcionarios de la AFIP también encontraron el uso de estas facturas apócrifas electrónicas en Santa Fe y Mendoza.

En los allanamientos participó la Policía Federal, Delegación Río Cuarto.

 

Parlantes
YPF