Turismo

La historia de Turismo Rural en Catamarca de la que habla todo el país

Familias de la localidad de Los Varela y extensionistas del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) desarrollan un circuito turístico para potenciar el sistema económico local. El ‘caso de éxito’ de turismo rural en Catamarca fue difundido por el reconocido organismo, parte del Ministerio de Agroindustria, a nivel nacional, con amplia difusión en las redes sociales.

Siete familias de la localidad de Los Varela, a 75km de San Fernando del Valle de Catamarca, han logrado organizarse junto a técnicos de INTA para desarrollar un proyecto de turismo rural sustentable. Se trata de una propuesta turística integral que les da la posibilidad no sólo de generar ingresos para su economía familiar sino también, asegurar la sustentabilidad medioambiental e incluir a los jóvenes residentes de la zona en el mercado de trabajo.

 

El proyecto tuvo su inicio a comienzos del 2014, cuando a través de un diagnóstico del que participaron familias productoras de Los Varelas y técnicos del INTA, se identificaron distintas problemáticas de la comunidad: falta de trabajo, migración de los jóvenes a los centros urbanos, desaprovechamiento de las capacidades y recursos locales (artesanías, dulces, cestería, talabartería), pérdida de costumbres de producción ancestrales sumada a la demanda inexistente de productos.

Diego Cabrera es técnico de la Agencia de Extensión Rural Paclín de INTA, desde ese lugar acompaña el proyecto desde sus comienzos: “Los Varelas es una zona en medio de dos montañas conectada con el Aconquija, por donde circula mucho turismo, por su límite con Chile. Aprovechando esta oportunidad las familias crearon una red conformada por productores y diseñaron un recorrido para invitar a conocer los sabores, saberes e historias del lugar”.

 

Los turistas que vacacionaban en localidades aledañas (La Puerta, El Rodeo, Las Juntas o Aconquija) comenzaron a llegar atraídos por distintos eventos, actividades deportivas y venta de productos regionales: la Fiesta Regional del Asado de Llama, la tirolesa de 100 metros, el descenso por rapel, venta de dulces y comidas regionales y el Primer Encuentro de Parapente, entre los más importantes.

 

“Al encuentro de parapente, vinieron chicos de todos lados: Chubut, La Rioja, Tucumán. Fue una experiencia muy positiva, ellos estaban en un ambiente caracterizado por la tranquilidad, la montaña, el verde y nosotros poniendo en valor nuestro espacio natural y cultural”, comenta Andrea López, participante del proyecto y encargada de realizar los circuitos turísticos.

 

El desarrollo del proyecto significó para los residentes de Los Varelas una estrategia de innovación y desarrollo territorial: un proceso social que afianzó las capacidades locales fortaleciendo los distintos eslabones de las cadenas de valor.

“Recién estamos empezando, pero ya estamos viendo resultados: aumentaron nuestros ingresos; a los jóvenes se les están yendo las ganas de irse a la ciudad en busca de trabajo, ven que esto está creciendo, que somos capaces. Tenemos cosas de sobra para ofrecer: paisajes, montañas, comidas, festivales, artesanías, dulces”, reflexiona Andrea, sobre la situación actual del proyecto.

 

INTA acompaña desde el 2004 el turismo rural en todo el país, actualmente a 71 experiencias de turismo comunitario, cultural, educativo, agroturismo, ecoturismo, enoturismo entre las más importantes. Como resultado del trabajo conjunto de 1186 emprendedores y 47 técnicos se logró articular en 21 provincias con instituciones, ministerios, gobiernos provinciales, municipios, escuelas, agencias de viaje, museos, bibliotecas y centros tradicionalistas, que suman aproximadamente 120 y que potencian la economía y desarrollo del territorio.

Parlantes
YPF