Desde la patronal aseguran que son solo tres personas las que están impidiendo la salida de los colectivos, perjudicando al resto de los 160 empleados que quieren trabajar.

Parlantes